Vender mi casa ¿Es una buena idea?

Por Eduardo Alighieri   

Terminar de pagar la hipoteca de nuestra casa, es un trabajo que implica un gran sacrificio, y es el fruto de muchos años de esfuerzo, por esta razón debemos tener especial cuidado al momento de tomar la decisión de venderla para adquirir una nueva.

Es natural que el ser humano desee continuar desarrollándose en todos los aspectos de su vida, por esto es muy normal que las personas que terminan de pagar la hipoteca de sus casas, se encuentren ante el deseo, de adquirir una casa más grande, más bonita y mejor ubicada, o por el contrario, una casa más pequeña, debido a que sus hijos ya se han ido de casa.

También puede interesarte leer: En La Mente Del Emprendedor

Salir de un activo que es ciento por ciento nuestro, debe ser el resultado de un estudio minucioso de nuestra realidad, y de lo que buscamos conseguir en nuestra vida.

Muchas veces los padres alentados por sus hijos mayores, deciden vender su casa libre de hipoteca, o con la hipoteca a punto de terminarse, para cumplir un capricho de sus hijos, o de uno de los cónyuges, de vivir en un lugar mejor.

¿Cuáles deben ser los puntos a tener en cuenta para tomar esta determinación?

¿Pasa por un buen momento el mercado inmobiliario para obtener por mi casa, un valor por encima de su valor real?

¿Voy a adquirir una casa de mayor o menor valor al a que actualmente poseo?

¿De dónde van a provenir los recursos para hacer frente a los pagos de la nueva hipoteca?

¿Estoy dispuesto a vender mi vivienda libre de deuda, para adquirir un bien con una nueva hipoteca?

¿Cuál es la razón para el cambio?

¿Puedo conservar el inmueble actual y adquirir el nuevo?

Cuando hemos liberado un activo de la deuda que contrajimos para adquirirlo, es el momento de poder considerarlo por fin, realmente nuestro, por esto salir de un activo que nos proporciona estabilidad, no es una buena idea si es para adquirir uno de mayor de valor, pues estarías dejando la estabilidad que te da tener una vivienda propia libre de deuda, por la inestabilidad de pagar nuevamente al banco la hipoteca de la vivienda nueva.

También puede interesarte leer: Tips para Invertir en Bienes Raíces

Es muy importante tomar esta decisión considerando todas las variables, sin apasionamientos, sin dejarnos llevar por la emoción y el deseo.

¿Te gustó el artículo? ¿Quieres recibir los próximos en tu email? Suscríbete Gratis al Newsletter

Vender mi casa ¿Es una buena idea?

Por Eduardo Alighieri   

Terminar de pagar la hipoteca de nuestra casa, es un trabajo que implica un gran sacrificio, y es el fruto de muchos años de esfuerzo, por esta razón debemos tener especial cuidado al momento de tomar la decisión de venderla para adquirir una nueva.

Es natural que el ser humano desee continuar desarrollándose en todos los aspectos de su vida, por esto es muy normal que las personas que terminan de pagar la hipoteca de sus casas, se encuentren ante el deseo, de adquirir una casa más grande, más bonita y mejor ubicada, o por el contrario, una casa más pequeña, debido a que sus hijos ya se han ido de casa.

También puede interesarte leer: En La Mente Del Emprendedor

Salir de un activo que es ciento por ciento nuestro, debe ser el resultado de un estudio minucioso de nuestra realidad, y de lo que buscamos conseguir en nuestra vida.

Muchas veces los padres alentados por sus hijos mayores, deciden vender su casa libre de hipoteca, o con la hipoteca a punto de terminarse, para cumplir un capricho de sus hijos, o de uno de los cónyuges, de vivir en un lugar mejor.

¿Cuáles deben ser los puntos a tener en cuenta para tomar esta determinación?

¿Pasa por un buen momento el mercado inmobiliario para obtener por mi casa, un valor por encima de su valor real?

¿Voy a adquirir una casa de mayor o menor valor al a que actualmente poseo?

¿De dónde van a provenir los recursos para hacer frente a los pagos de la nueva hipoteca?

¿Estoy dispuesto a vender mi vivienda libre de deuda, para adquirir un bien con una nueva hipoteca?

¿Cuál es la razón para el cambio?

¿Puedo conservar el inmueble actual y adquirir el nuevo?

Cuando hemos liberado un activo de la deuda que contrajimos para adquirirlo, es el momento de poder considerarlo por fin, realmente nuestro, por esto salir de un activo que nos proporciona estabilidad, no es una buena idea si es para adquirir uno de mayor de valor, pues estarías dejando la estabilidad que te da tener una vivienda propia libre de deuda, por la inestabilidad de pagar nuevamente al banco la hipoteca de la vivienda nueva.

También puede interesarte leer: Tips para Invertir en Bienes Raíces

Es muy importante tomar esta decisión considerando todas las variables, sin apasionamientos, sin dejarnos llevar por la emoción y el deseo.

¿Te gustó el artículo? ¿Quieres recibir los próximos en tu email? Suscríbete Gratis al Newsletter