En diferentes etapas de nuestra vida sentimos como ella se detiene, pasan los años pero nosotros no avanzamos en nuestros proyectos y sueños.

El tiempo es sin duda un verdugo de sueños y un amigo de la frustración cuando no lo utilizamos en la construcción de la realidad que deseamos vivir, una realidad que sin nuestro impulso se mantendrá igual.

Los años no solamente nos regalan canas y arrugas, también sabiduría para quien la sabe apreciar, y uno de esos grandes regalos que nos hace es sin duda el comprender que nuestro presente es fruto de nuestras decisiones e indecisiones.

Estoy seguro que dentro de ti al igual que en todas las personas existe un gigante dormido, presto a despertar y a lograr todos esos proyectos y sueños que quedaron en el pasado.

Somos poseedores de una capacidad enorme que aún desconocemos, y que por nuestros miedos y temores no ha podido desarrollarse, lleva años o toda la vida entre las sombras, sin ver la luz.

También puede interesarte leer: ¿La edad es un obstáculo para emprender nuevos proyectos?

¿Cómo despertar el gigante dormido que existe en nosotros?

Las personas ven pasar los años deseando que pase algo que los saque del letargo, de ese sueño profundo que ha consumido la mayor parte de sus vidas, y en el cual la infelicidad y la insatisfacción han sido pan de cada día, sin darse cuenta que ha estado siempre en sus manos desarrollar el ser maravilloso que son y construir sus sueños.

Despertar es en realidad una toma de consciencia, un compromiso con nosotros mismos, un desafío a nuestras debilidades y un reto a nuestras fortalezas.

Ser consciente es dejar de mentirnos y engañarnos, es dejar de culpar a los demás por las consecuencias de nuestras decisiones, es quitar ese velo que por años nos ha permitido vivir en una zona de comodidad incomoda, es aceptar que nos equivocamos y comenzar a aprender las lecciones que los errores cometidos nos han dejado.

Despierta tu gigante interior a través de la coherencia, pon a funcionar en perfecta armonía lo que piensas, lo que sientes, lo que haces y lo que dices, analiza tu realidad dejando tu ego a un lado, ¿La realidad que vives es la que deseas vivir?, ¿Eres feliz?, ¿Estás satisfecho?, ¿Lo que haces ahora es lo que deseas hacer?, ¿Estás trabajando en tus sueños?

También te puede interesar leer: La enseñanza de los que predican y no aplican

Nuestra mente intentará hacernos creer que todo esta bien, que todavía tienes tiempo, pero eso es cierto, no esta bien y no sabes de cuánto tiempo dispones.

Tu vida puede continuar igual, te ha traído hasta aquí y seguramente no estás mal, pero, ¿Y si decides  despertar tu gigante interior e ir por tus sueños y convertir tu vida en lo que deseas que sea?

¿Te gustó el artículo? ¿Quieres recibir los próximos en tu email? Suscríbete Gratis al Newsletter

Conecta con Eduardo en FacebookTwitter Instagram.