EL CAMBIO POSITIVO

Por Eduardo Alighieri   

El tiempo pasa sin darnos cuenta, y cuando intentamos detenernos para reflexionar sobre nuestra vida, la ansiedad y los afanes no nos lo permiten, sobretodo si tenemos un trabajo absorbente, familia, pareja, hijos, amigos y mascotas, algo que nos hace sentir agradecidos, pero que también nos deja cada vez con menos espacio para nosotros.

¿Cómo saber si un cambio es positivo o negativo?

Es fácil concluir si un cambio que realizamos es positivo o negativo, con base en la proyección que hemos hecho de nuestra vida, siempre que un cambio nos aleje de nuestros sueños y metas, es negativo, y cuando nos acerque a ellas es positivo, sin perder de vista que cuando un cambio que es considerado como positivo afecta nuestro ser, por ejemplo, nos convierte en personas vacías, materialistas, avaras, superficiales, interesadas o afectan nuestra salud, entre otras, debes replantearlo, porque ningún cambio es positivo, si no existe en él un desarrollo de tu humanidad, de tu ser.

También puede interesarte leer: Un paso a la vez

Si no has establecido tus metas, y no tienes claro a dónde quieres llegar, que deseas lograr con tu vida, es más difícil determinar si los cambios son positivos o negativos, no quiere decir esto que por no tenerlo claro aún, no podemos analizarlos y establecer si nos benefician o perjudican.

Podemos hacerlo teniendo en cuenta si con ellos avanzamos en áreas fundamentales que nos servirán en cualquier escenario a futuro, por ejemplo: aprender idiomas, profundizar nuestros conocimientos a través de diferentes estudios y postgrados, entre otros.

También puede interesarte leer: Cómo ser feliz y tener éxito en la sociedad actual

Sin importar si eres joven o adulto, definir el lugar hacia donde dirigirte es fundamental para darle un sentido profundo a tu vida, prolongarla y hacer que los instantes de felicidad sean más satisfactorios y constantes.

El cambio positivo es el resultado de una reflexión sobre el ayer, el hoy y el mañana, se concreta con acciones y se mantiene con coherencia.

¿Te gustó el artículo? ¿Quieres recibir los próximos en tu email? Suscríbete Gratis al Newsletter

EL CAMBIO POSITIVO

Por Eduardo Alighieri   

El tiempo pasa sin darnos cuenta, y cuando intentamos detenernos para reflexionar sobre nuestra vida, la ansiedad y los afanes no nos lo permiten, sobretodo si tenemos un trabajo absorbente, familia, pareja, hijos, amigos y mascotas, algo que nos hace sentir agradecidos, pero que también nos deja cada vez con menos espacio para nosotros.

¿Cómo saber si un cambio es positivo o negativo?

Es fácil concluir si un cambio que realizamos es positivo o negativo, con base en la proyección que hemos hecho de nuestra vida, siempre que un cambio nos aleje de nuestros sueños y metas, es negativo, y cuando nos acerque a ellas es positivo, sin perder de vista que cuando un cambio que es considerado como positivo afecta nuestro ser, por ejemplo, nos convierte en personas vacías, materialistas, avaras, superficiales, interesadas o afectan nuestra salud, entre otras, debes replantearlo, porque ningún cambio es positivo, si no existe en él un desarrollo de tu humanidad, de tu ser.

También puede interesarte leer: Un paso a la vez

Si no has establecido tus metas, y no tienes claro a dónde quieres llegar, que deseas lograr con tu vida, es más difícil determinar si los cambios son positivos o negativos, no quiere decir esto que por no tenerlo claro aún, no podemos analizarlos y establecer si nos benefician o perjudican.

Podemos hacerlo teniendo en cuenta si con ellos avanzamos en áreas fundamentales que nos servirán en cualquier escenario a futuro, por ejemplo: aprender idiomas, profundizar nuestros conocimientos a través de diferentes estudios y postgrados, entre otros.

También puede interesarte leer: Cómo ser feliz y tener éxito en la sociedad actual

Sin importar si eres joven o adulto, definir el lugar hacia donde dirigirte es fundamental para darle un sentido profundo a tu vida, prolongarla y hacer que los instantes de felicidad sean más satisfactorios y constantes.

El cambio positivo es el resultado de una reflexión sobre el ayer, el hoy y el mañana, se concreta con acciones y se mantiene con coherencia.

¿Te gustó el artículo? ¿Quieres recibir los próximos en tu email? Suscríbete Gratis al Newsletter