APRENDER A AMARNOS

Por Eduardo Alighieri  

Uno de los pilares sobre los que debemos construir la felicidad es el conocimiento y posterior aceptación de nosotros mismos.

Si vivimos permanentemente momentos de infelicidad, hemos perdido las fuerzas para continuar y nuestra actitud frente a la vida ha cambiado, es necesario que hagamos un alto en el camino y comencemos a escucharnos, porque nuestro ser interior esta intentando decirnos algo importante, que ya sabemos y nos negamos a reconocer.

Por eso entablar un proceso de diálogo con mi ser interior es fundamental, pues las respuestas más importantes de nuestra vida las obtendremos aquí, en el lugar donde solemos no buscar.

A nuestro alrededor existen distractores que nos hacen olvidar por momentos aquello que nos aqueja y no nos permite ser felices, pero como toda distracción su función termina, y cuando vuelves a la realidad te encuentras con que nada ha cambiado porque tu no has realizado ninguna actividad que trabaje en ello.

También puede interesarte leer: El auto respeto

Conocernos a nosotros mismos y aprender a escuchar lo que deseamos y queremos en nuestra vida, es trascendental para comenzar a recorrer el camino de nuestra felicidad.

Utilizamos una gran parte de nuestra vida en realizar actividades o tomar actitudes para agradar a los demás y obtener su aprobación, pero ese no es el camino a nuestra felicidad, porque en ese proceso podemos dejar de agradarnos a nosotros mismos.

Este es un camino equivocado que comenzamos a transitar desde muy pequeños, y que con el tiempo se convierte en una sombra que consume nuestras vidas lentamente, dejando de vivir para nosotros y comenzando a vivir en pro de los demás.

Ser aceptados por las personas que hacen parte de nuestra vida y en ocasiones también las desconocidas, es generalmente el objetivo que buscamos en nuestras relaciones sociales, sin importar si las actitudes y actos que debamos hacer para obtener su aprobación vulneran los principios, valores, sueños y metas que poseemos.

Millones de personas han cambiado sus sueños y felicidad por la aceptación de quienes ellos consideran en ese momento personas valiosas e importantes, llegando incluso a atentar contra su propia existencia consumiendo drogas o cometiendo actos ilícitos, entre otras malas decisiones que terminan afectando su vida para siempre.

Es normal que nos guste ser reconocidos y aceptados por otras personas, pero debemos tener especial cuidado en no cometer el error de permitir que una persona diferente a nosotros escoja nuestro camino.

También puede interesarte leer: No límites tus sueños

Cuando comenzamos el viaje a nuestro ser interior (el lugar donde debemos construir en lugar de llenar) generamos un conocimiento consciente del ser valioso y maravilloso que somos a pesar de los defectos y debilidades (defectos y debilidades que todos los seres humanos poseemos) y de las herramientas con las que viene el regalo de la vida.

¿Por qué el conocimiento de nosotros mismos es el primer paso para aprender a amarnos? Aprender a amarnos es el resultado de aceptar y valorar el ser que somos, que solo se logra explorando en nosotros las cualidades, valores, principios, conocimientos y experiencia que hemos adquirido en el transcurso de nuestra vida.

Aceptarnos es algo que no hacemos fácilmente debido a que nosotros somos nuestros críticos más severos, y tendemos a no perdonarnos por los errores que hemos cometido, dificultando poder amarnos porque no nos consideramos merecedores de nuestro propio perdón y afecto.

Cuando aprendemos a amarnos entendemos que nuestro tiempo es valioso, y que no debemos continuar gastándolo en personas, relaciones, distracciones y actividades que no influyen positivamente en nuestra vida.

Por eso es de vital importancia que apartemos los distractores que no nos permiten concentrarnos en escucharnos y cambiar la realidad que vivimos.

Aprender a amarnos, valorarnos y aceptarnos tal cual somos es imprescindible para comprender que mereceremos ser felices y que el camino de nuestra felicidad se construye con cada decisión y acción que tomamos, y nos permitirá valorar y amar a los demás.

¿Te gustó el artículo? ¿Quieres recibir los próximos en tu email? Suscríbete Gratis al Newsletter