Conservar un clima laboral sano es importante para retener el talento humano, disminuir la rotación de personal y los días de baja médica por dolencias físicas y mentales, algo que repercute directamente en la productividad y eficiencia de los colaboradores y equipos de trabajo, refuerza la marca corporativa y fortalece los vínculos entre la empresa y sus empleados.

La jornada laboral es alrededor del treinta por ciento del día (30%), saber cómo manejar los roces, y hacer más agradable el tiempo compartido es primordial para alcanzar los objetivos propuestos.

También te puede interesar leer: 11 hábitos que poseen las personas exitosas

¿Cómo hacerlo?

Cuidar el lenguaje. Uno de las mayores fuentes de conflicto entre colaboradores y jefes es el lenguaje inapropiado utilizado generalmente por el que ocupa el cargo de mayor jerarquía.

Establecer reglas de convivencia y hacerlas cumplir es una tarea necesaria, porque no se puede permitir que el maltrato verbal o físico.

Integrar el capital humano. La integración de las diferentes áreas de la empresa aunque no tengan mucha relación es importante porque hace sentir a los diferentes colaboradores como parte de un gran equipo que trabaja hombro a hombro en pro de lograr metas conjuntas.

Por lo cual, generar espacios de integración entre departamentos, realizando actividades que permitan formar grupos en donde miembros de diferentes áreas se conozcan y compartan actividades sin importar su nivel de mando o cargo, genera un sentimiento de inclusión, proximidad y respeto, contribuyendo a fortalecer y crear lazos.

También te puede interesar leer: Las buenas intenciones no son suficientes

El respeto primero. Toda relación debe basarse en el respeto mutuo, y ser tenido en cuenta en todo momento y proceso al interior y exterior de la empresa.

El respeto que reciben los clientes es recíproco al que recibe el empleado, por lo tanto, el respeto debe ser promovido desde la junta directiva y practicado por todos los empleados en la empresa.

Salario. Aunque es complicado satisfacer plenamente en este sentido a todos los colaboradores en la empresa, es necesario que el ingreso percibido refleje el esfuerzo invertido en el trabajo realizado.

Humanidad. Ser conscientes de la importancia de la solidaridad en las situaciones y momentos difíciles que viven los colaboradores de la empresa, y apoyarlos en la medida de lo posible, genera lazos más fuertes y fideliza a aquellos que se ven beneficiados por licencias, días de descanso, convalecencia o duelo.

Canales de Comunicación. Establecer canales de comunicación eficaces para los empleados puedan compartir sus calamidades, problemas y dolencias es fundamental para apoyarlos, aplicar correctivos y evitar problemas mayores a futuro.

¿Te gustó el artículo? ¿Quieres recibir los próximos en tu email? Suscríbete Gratis al Newsletter

Conecta con Eduardo en FacebookTwitter Instagram.